“Este es el tercer cumpleaños que celebramos en Casa Ronald” comentó  Eliana emocionada ante la fiesta sorpresa que había organizado su mamá, Nayuribe, con la ayuda y complicidad de otras familias de la Casa.  

“Unos 15 años no pueden pasar por debajo de la mesa” decían algunas mamás, mientras los niños se alistaban para la ocasión con sus mejores atuendos.   

Fue así como el albergue se llenó con música de vals –y reggaeton-, torta, pasapalos, regalos, flores, risas y hasta hora loca. Era una auténtica fiesta de 15 años.  

Eliana había sido diagnosticada con cáncer tres años antes, a los 12. Su vida y la de su familia cambiaron. Dejar Mérida y venir a Caracas.  

Quimioterapia, radioterapia, exámenes de laboratorios, pruebas de todo tipo… pero también, gracias a la fortaleza y optimismo de su madre y al empeño de la niña ella cumplió cada sueño: ser modelo, hablar en la radio, conocer a su cantante favorito, estudiar en una escuela regular, celebrar sus 15 años como cualquier adolescente… curarse.  

Tres años… hoy, Eliana, está dada de alta. Ahora viven en San Carlos, Cojedes y solo viene a la Casa por uno o dos días, a un chequeo regular.