Un año cumplió Valentino en la Casa Ronald del Hospital Pereira Rossell, que se convirtió, desde su nacimiento, en un hogar para sus padres quienes se alojaron allí durante toda la internación de su pequeño hijo que debido a una Gastrosquisis pasó por 20 intervenciones quirúrgicas durante su primer año de vida.

"Recibimos mucho apoyo, mucha contención, acá tenemos un lugar donde encontramos todo lo que necesitamos. Estar acá es como estar en tu casa. En, momentos así, todo se hace muy cuesta arriba y por eso es importante que haya un lugar así. Agradezco todo lo que han hecho por nosotros, por mi hijo, por mi esposo, por mí. Estamos eternamente agradecidos".

Claudia Barredo, mamá de Valentino