Sólo el hecho de sentir un solo movimiento del ser que te da mil días de felicidad y saber que llenaría tu corazón de amor, es difícil pensar que a ti te pasara.

Mi hijo nació el 03 de julio 2017, fue un niño de 7 libras, 49 cm de largo y muy pequeño al verlo solo pensé que había conocido mi segundo más grande amor, pero lo que no sabía era que había nacido con pie equino varo,  dedito gatillo y una pequeña herida en su cabecita , para nosotros fue devastador.

Hoy con ayuda de mi familia he aprendido a convivir con ello, gracias a ese apoyo supere casi la prueba, sin saber que a los 3 meses de nacido mi bebé pasaría por los peores días por un cuadro de neumonía  aguda severa, llegando al hospital del niño casi sin oxígeno, entubado y sin repuestas de lo que podría pasar.

La Fundación Infantil Ronald McDonald nos acogió para darnos apoyo y se lo agradezco mucho con el corazón, este hogar nos acogió sinceramente con mucho amor, amistad, demostrándonos que no estaríamos solos Dios y la Casa Ronald McDonald nos acompañaba.

Gracias, mil gracias.

Familia Gonzalez R.