Santiago del Estero, enero de 2018. – La Unidad Pediátrica Móvil de la Casa de Ronald McDonald, con el apoyo de Walmart Argentina, llegó a la localidad de Añatuya, provincia de Santiago del Estero, y visitó el Comedor “Isidro Antúnez” de Margarita Barrientos, donde brindó asistencia profesional en pediatría, oftalmología y odontología.

La Casa de Ronald McDonald desarrolla y lidera desde hace 24 años en Argentina programas que impactan en la salud y el bienestar del niño y su familia. Uno de sus programas es la Unidad Pediátrica Móvil (UPM) la cual inició su actividad en 2002 bajo una alianza con el Hospital Universitario Austral a fin de ofrecer atención sanitaria a aquellos lugares con menor acceso a la salud y en el mes de noviembre llegó a Santiago del Estero.

En Añatuya se atendieron 402 niños en pediatría, odontología y oftalmología y se realizaron más de 2.500 prestaciones entre las tres especialidades, 30 de los chicos atendidos recibieron sus anteojos donados por Optica Lutz Ferrando.  

“Estamos orgullosos de haber llegado a Añatuya junto a Walmart y atender a chicos en las comunidades mas vulnerables. Como es propio de su misión, la Unidad Pediátrica Móvil se acerca a los lugares donde más se necesita atención pediátrica. Por tercer año consecutivo estamos muy contentos de trabajar junto a Walmart acercándonos a quienes más lo necesitan”, afirmó Guillermina Lazzaro, Directora Ejecutiva de La Casa de Ronald McDonald. 

“Como compañía nos sentimos orgullos de ser parte de esta iniciativa junto a un socio estratégico tan importante como lo es la Casa Ronald McDonald. Creemos firmemente que toda persona debe tener acceso a la salud, en especial, en zonas vulnerables y necesitadas. Comprometernos con este tipo de proyectos nos permite contribuir y facilitar el acceso al sistema de salud a una comunidad donde tenemos presencia como empresa, siendo parte de un cambio que contribuya a mejorar la sociedad en la que vivimos”,  afirmó Hernán Carboni, Director de Relaciones Institucionales de Walmart Argentina.